¿En qué consiste la Eficiencia energética de un edificio?

Básicamente se refiere al consumo de energía, calculado o medido, que se estima necesario para satisfacer la demanda energética del edificio en unas condiciones normales de funcionamiento y ocupación.

Para ello tendríamos en cuenta, la energía consumida en calefacción, la refrigeración, la ventilación, la producción de agua caliente sanitaria y la iluminación, a fin de mantener las condiciones de confort térmico y lumínico y calidad de aire interior.

El ahorro energético, en edificios consiste en bajar la demanda de energía del propio edificio, sin detrimento de menoscabar las condiciones de confort de los usuarios del mismo.

Para conseguir dicho objetivo, únicamente se puede actuar sobre dos aspectos:

    • Mejorando la envolvente del edificio.
    • Mejorar el rendimiento de las instalaciones, que dan servicio al mismo.