¿Quién está obligado a obtener el Certificado Energético?

Desde la entrada en vigor del RD 235/2013, estarán obligados a disponer del Certificado Energético:

    • Los edificios de nueva construcción.
    • Los propietarios de inmuebles existentes, que vendan o alquilen a un nuevo arrendatario, y que dicho inmueble no disponga de su certificado de eficiencia energética en vigor.
    • Los edificios o parte de ellos, cuya titularidad sea pública y sean frecuentados habitualmente por público, cuando ocupe una superficie útil superior a 250m².

      Ademas, estos inmuebles deberán de exhibir la etiqueta de eficiencia energética.

Cabe recordar, que desde la entrada en vigor el RD 47/2007 del 19 de enero, por el que se aprueba el Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de edificios de nueva construcción es obligatorio la obtención del Certificado Energético para Edificios de nueva construcción, por lo que si tu inmueble es posterior a dicha fecha debería de tener dicho Certificado.

¿El Certificado Energético es obligatorio para todos los inmuebles?

En el ámbito de la tipología residencial, podríamos decir de forma general que .
Sin embargo, la legislación establece una serie de excepciones edificatorias, en las cuales no sería exigible, disponer de dicho documento:

      • Edificios y monumentos protegidos oficialmente.
        Se refiere a edificios o conjuntos de ellos, que estén catalogados por su valor histórico y/o arquitectónico, bien en su totalidad o parte de ellos. En este tipo de edificios las posibles actuaciones para mejorar su eficiencia energética, está muy limitada debida a la protección de los propios elementos que la componen, es por ello que quedan exentas.

 

      • Edificios o parte de ellos, dedicados exclusivamente al culto y actividades religiosas.
        Es cierto que la mayoría de locales de este tipo, corresponde a edificios que podrían corresponder al apartado anteriormente descrito. Sin embargo esta excepción es susceptible de cierta polémica, ya que muchos de estos locales se ubican en locales, que pertenecen a viviendas y que cualquier otro uso seria susceptible de obligatoriedad del certificado Energético.

 

      • Construcciones provisionales, con un plazo previsto de utilización < 2 años.
        Es evidente, que se refiere a construcciones que se ejecutan para la realización de trabajos durante un breve periodo de tiempo., es decir caseta de obra, almacenes y similar.

 

      • Edificios de tipología industrial, de defensa y agrícola.
        Una la finalidad del RD 235/2013, es la promoción de la eficiencia energética en edificios de viviendas y de aquellas tipologías frecuentadas por personas, de acuerdo con el Plan de vivienda 2013-2016 presenta por el gobierno y del que deriva parte dicha normativa.

 

      • Edificios o parte de ellos de tipología aislada y cuya superficie útil total sea < 50m².
        La norma, en la aplicación de esta excepción NO se refiere a que las viviendas y locales de superficie < 50m², estén exentas de ser certificadas.
        Esta creencia es errónea y la administración ya se ha pronunciado al respecto dejándolo claro.
        La excepcionalidad se limita a edificaciones aisladas, como pueden ser:
        -Casas de campo (si no se destinan a producción agrícola, recordemos que estarían exentas en este caso).
        -Casetas, cocheras cerradas, cobertizos etc. , que estando aisladas formen parte de una edificación principal.
        -Pequeños almacenes.
        -Oficinas aisladas, kioscos, chiringuitos o similar.

 

      • Edificios, o parte de edificios cuya adquisición se destine a reformas importantes o su demolición.

        Es evidente, que realizar un Certificado Energético, de un inmueble, cuya envolvente y/o instalaciones van a ser modificadas sustancialmente, no tiene mucho sentido.
        Entonces la pregunta es obvia… ¿que se considera una reforma importante? Las que afecte al menos al 25% de la totalidad de la envolvente, se sustituyan la totalidad de las instalaciones térmicas o se cambie el combustible utilizado.

 

    • Edificios o parte de edificios existentes de viviendas, cuyo uso sea inferior a 4 meses al año o bien se trate de un uso limitado en el tiempo y cuyo consumo resultante resulte ser inferior al 25%, del que supondría su uso continuado durante todo el año.

      Este apartado se refiere a inmuebles básicamente utilizados en época vacacional y segundas residencias. Es a nuestro juicio el que genera mayores dudas, debido a que es difícil determinar que inmuebles entran en esta excepción y cuáles no.

      La norma establece unos parámetros difíciles de calcular con exactitud, sin entrar en estudio de detalle cuyo coste, sería muy superior al del propio certificado.

      Por lo que en caso de duda es preferible disponer del Certificado Energético, y evitar posibles sanciones.

¿Puedo vender o alquilar un inmueble y posteriormente realizar el Certificado Energético en Valencia?

No, el Certificado Energético, forma parte de la información que tiene derecho a conocer el posible comprador o inquilino del inmueble, por lo que forma parte de la documentación que obligatoriamente debe de estar disponible antes de formalizar la operación inmobiliaria.

Además, es necesario publicar la calificación del inmueble para poder anunciar el inmueble.

¿Cómo afecta el Certificado Energético, a un inmueble arrendado anteriormente, a la entrada en vigor del Real Decreto 235/2013?

Si el contrato de arrendamiento, es previo al 1 de Junio de 2013, no sería obligatoria la realización del Certificado Energético.

¿Y si renuevo el alquiler al mismo arrendado?

Tampoco sería obligatorio, siempre y cuando el arrendado no cambie.

¿Es necesario realizar la Certificación energética, tras realizar una reforma o ampliación?

El Certificado Energético, cuando se redacta, se calcula de acuerdo a la envolvente y las instalaciones existentes en ese momento. A pesar de ello en el caso de un inmueble reformado que disponía previamente de Certificado, no sería exigible pero si lo sería totalmente recomendado.

¿Para qué sirve el certificado energético?

Sirve como un indicador, en el que se establece un baremo en el cual se mide su eficiencia energética, que se establece mediante 7 letras correlativas, siendo este intervalo desde la calificación A, la más eficiente a la letra G, siendo esta última, la de peor calificación.

Su finalidad es informar al posible comprador o arrendatario, del consumo energético que lleva aparejado el uso, de dicho inmueble. De esta forma el que vaya a comprar o alquilar podrá valorar y comparar con datos objetivos su eficiencia energética.

Por otra parte el certificado, se acompaña de medidas correctoras, en forma de propuestas para la mejora de la eficiencia energética del inmueble, mejorando su calificación y por tanto su eficiencia. De este modo el propietario podrá tomar medidas al respecto y mejorar la eficiencia energética del inmueble, consiguiendo de este modo un ahorro energético derivado de su uso y por tanto un ahorro económico.

¿Es necesario disponer del certificado energético, antes de alquilar o vender la vivienda o local en valencia?

Constituye un documento necesario para la venta o alquiler de inmuebles.

Dicho documento, verifica y evalúa la calificación energética del inmueble, que se pretende alquilar o vender, informando al consumidor del consumo energético que lleva asociado dicho inmueble.

Además de ser obligatorio, es necesario exponer la etiqueta energética del inmueble para poder anunciar el inmueble.