La obtención de la Célula de Habitabilidad conforma un acto administrativo, a partir del cual se obtiene una licencia. Pero como toda licencia, tiene una caducidad, de forma general podemos hablar de 10 años, contando a partir de la fecha de expedición.



Una vez obtenida la Licencia de Segunda Ocupación, ya podrá contratar los servicios con las distintas compañías suministradoras, realizar operaciones de alquiler/compraventa o cualquier otro caso en el que fuese necesaria su obtención.